DOSSIER COMBATIENTES Del Atlántico Sur

1. ¿En qué consisten exactamente sus reivindicaciones? ¿Qué exigen del gobierno argentino?

Las reclamaciones de los combatientes TOAS, consiste en la aplicación genuina y a derecho de las leyes originales de reconocimientos con las que se dio contención a los soldados conscriptos participantes del conflicto bélico del atlántico sur, las que nos incluyen, siendo estas leyes taxativas de sus beneficiarios. Ej.:

Ley 23.109 : Artículo 1°.- Tendrán derecho a los beneficios que acuerda la presente ley los ex-soldados conscriptos que han participado en las acciones bélicas desarrolladas en el Atlántico Sur entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982”

Ley 23 848: Art. 1°: Otórgase una pensión vitalicia, cuyo monto mensual será equivalente al 100 % del haber mínimo de jubilación ordinaria que perciban los beneficios del régimen nacional de jubilaciones y pensiones para trabajadores en relación de dependencia, a los ex-soldados combatientes conscriptos que participaron en efectivas acciones bélicas de combate, en el conflicto del Atlántico Sur y civiles que se encontraban cumpliendo funciones en los lugares en los cuales se desarrollaron estas acciones, entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, debidamente certificado por la autoridad competente que determine la reglamentación.

Ley 23 118 Artículo 1°.- Condecórase a todos los que lucharon en la guerra por la reivindicación terri-torial de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur, en las acciones bélicas del 2 de abril al 14 de junio de 1982, con una medalla y un diploma. La medalla será de acero, en cuyo anverso lucirán los colores patrios y el nombre y apellido del combatiente, y en el reverso la inscripción "El Honorable Congreso de la Nación a los combatientes. En el diploma se hará constar la leyenda del reverso de la medalla.

Solicitamos al gobierno la incorporación en el status de combatientes, pues durante el transcurso del conflicto bélico hemos sido partícipes de las acciones bélicas desarrolladas para la defensa de la soberanía nacional y tratados en la calidad de combatientes durante el desarrollo de las acciones, en el ámbito del espacio determinado, el TEATRO DE OPERACIONES ATLANTICO SUR (TOAS) desde el 7 de abril de 1982, habiendo prestado servicios para la defensa de la nación reconocidos por la ley 22.580 durante el conflicto, en operaciones TACTICAS para la defensa de objetivos militares necesarios para el desarrollo del conflicto, bajo las ordenes de Operaciones militares 1/82, 2 /82 y 3/82 al mando del Jefe del TOAS, y del CEOPECON ( Centro de Operaciones Conjuntas).

Las acciones bélicas desarrolladas permitieron mantener inexpugnable las bases aéreas desde donde se atacaba a la flota, se realizaba la logística, y se comandaba el desarrollo de todas las actividades, tanto en las Islas, el Mar y el continente, respondiendo todos a una solo efecto, la DEFENSA DE LA SOBERANIA NACIONAL.

La aplicación de las normativas basadas en los hechos históricos documentados, de los participantes en SU CONJUNTO, no dividiendo el conflicto como la “guerra de las Malvinas” excluyendo las mismas de la integridad territorial, sino del “Conflicto Bélico del Atlántico Sur”, tal fuera su real denominación jurídica al ejecutarse las acciones de la defensa, por los territorios en disputa.

El reconocimiento de la condición de COMBATIENTES es el STATUS CUMPLIDO durante el desarrollo de las actividades, entendiéndose claramente que ninguna de las actividades fueran individuales, sino del conjunto, algunos en el territorio recuperado, y otros garantizando la defensa, provisión, refuerzos, y a su vez con la FAA el ataque hacia el enemigo, actividad que debía no solo ejecutarse, sino aprovisionarse de armamento, combustible, víveres, seguridad a los ejecutantes, tropa de relevo y la defensa por incursiones inglesas que se realizaron con el fin de neutralizar ese poderío de las Bases Aéreas con asiento en el continente, y que se encuentran debidamente documentadas en diarios de guerra, pero ocultadas a la sociedad.

 

2. ¿Han logrado el reconocimiento pleno como veteranos del conflicto?

Algunos de los participantes del conflicto fueron reconocidos, podríamos ejemplificar por áreas de las zonas de prestación de los servicios:

En las Islas en disputa: todos los que prestaron servicios en las Islas Malvinas, Georgias y Sandwhich del Sur, incluyendo a todos los Soldados, Suboficiales y Oficiales de las distintas fuerzas, Ejercito, Marina y Fuerza Aérea, Gendarmería, Prefectura y por igual también civiles sean estos Curas Párrocos, enfermeros, médicos, Periodistas, Reporteros y cualquier civil al servicio de las fuerzas armadas (aun no detentando el status de combatientes y sin tener el derecho de participar de las hostilidades como el personal religioso y sanitario)….todos fueron reconocidos por igual.

En el Océano Atlántico: Todos las personas que prestaron servicios en los barcos de la Marina Argentina, incluyendo a buques civiles contratados para fines específicos tanto de logística como de apoyo y/o inteligencia naval.

En el Espacio Aéreo del Océano Atlántico e Islas: todos pilotos, navegantes, ingenieros de a bordo, y cualquier personal de la Fuerza Aérea, Fuerza Aeronaval de la Armada, y de Aviación Civil, que prestaran servicios de logística, guerra electrónica, combate aéreo, transporte de tropa, transporte de armamento, incluyendo el de vuelos internacionales para traer dichos armamentos.

En el Territorio Continental e Islas de Tierra del Fuego: En este ámbito fueron reconocidos por la Fuerza Aérea y la Armada los servicios de TODO SU PERSONAL, certificándoles su status de combatientes, con diploma de honor del congreso ley 23.118 pero no certificados para que perciban los beneficios previsionales. En el caso de Fuerza Aérea creo 4 distintivos, el 1 y 2 perciben beneficios, el 3 y 4, no.

Sobre la Armada Argentina, ésta reconoció el status de combatiente y certificado como tal oportunamente, a los que cumplan los requisitos de la resolución COAR 922, de fecha 29 de diciembre de 1982, y así se lo certificaban oportunamente, aunque luego de dictadas las leyes de beneficios se excluyera de los mismos a dicho personal.

Con respecto al Ejército Argentino, no reconoce a los soldados que realizaron la defensa de los objetivos militares del potencial nacional en el continente, su calidad de combatientes, considerando que solo los que pisaran suelo de las Islas Malvinas tienen el derecho, excluyendo a todo su personal fuera de las islas, aunque ese personal detentara el status de combatiente en el marco de la aplicación de la ley 22.580 ( servicios especiales a la defensa de la nación) aun teniendo estos certificaciones que datan de año 1982/83 que dichos servicios eran para el TOAS y se encuentran debidamente certificados, puesto que los objetivos militares en costas del litoral atlántico durante el transcurso del conflicto comprendían a ese teatro de operaciones ya que fueran anexadas específicamente al TOAS en la difusión a la población al momento de su creación, mediante Decreto secreto N ° 700 “s” / 82 en el comunicado N° 19 de la junta militar que verso lo siguiente:

“La Junta Militar comunica a la ciudadanía que por decreto Nº 700 del Poder Ejecutivo Nacional, se ha constituido, a partir de las 19:00 horas del 07 de abril de 1982, el Teatro de Operaciones Atlántico Sur, cuya jurisdicción comprende 200 millas marítimas desde la costa del territorio continental y alrededor de las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur. Se ha designado Comandante del mismo al señor Vicealmirante D. Juan José Lombardo. “

 

3. ¿Por qué el gobierno diferencia entre combatientes en el continente y combatientes en las Islas Malvinas? ¿Cuáles son sus argumentos?

El gobierno diferencia entre combatientes en el continente y combatientes en las Islas Malvinas, porque a los primeros (en el continente) no les reconoce oficialmente el status basados en sendas modificaciones de los hechos históricos, negando la PARTICIPACION en acciones bélicas, aunque estas estén debidamente documentadas por los diarios de guerra de las unidades participantes, enunciadas en 1982, y se los certificara durante el conflicto como COMBATIENTES. Desde el año 1983, ni bien llegada la democracia se puso énfasis claro en el gobierno en desarticular como una acción disgregada y separada del ámbito general del Atlántico Sur el conflicto desarrollado, situándolo y mencionando como “guerra de Malvinas”, circunscribiendo a ese espacio para no poner en riesgo reclamaciones más allá de esos territorios, negando y ocultando documentación de acciones de incursiones británicas en el continente, muertos en el mismo y toda actividad que se desarrollara para la defensa, menospreciándola en su carácter tuitivo de la integridad territorial.

Aunque durante el año 1982 se reconoce los servicios en la llamada Zona de Despliegue Continental mediante la ley N° 22.674, estos se tomaron como servicios fuera del ámbito del teatro de operaciones, no considerándose si los mismos ERAN PARA EL TOAS, lo que así sucedía en varios de las unidades desplegadas en misma zona, pero cumpliendo tareas específicas para el Teatro de Operaciones Atlántico Sur.

Posteriormente , con la connivencia de Veteranos de Guerra que fueran ya reconocidos, mayormente los que figuraban prisioneros por la Cruz Roja, y habían prestado servicios en Puerto Argentino y no en el frente de combate, se fueron modificando las normativas para “ajustar” las mismas incorporando requisitos que solo los que prestaran servicios en el teatro de operaciones en las Islas, TOM (Teatro de Operaciones Malvinas, vigencia del 2/04/82 al 7/04/82) puedan cumplirlos, y los del teatro de operaciones en el Atlántico Sur no (TOAS Teatro de Operaciones Atlántico Sur vigencia del 7/04/82 al 14/06/82- Cabe aclarar que este teatro ultimo y único hasta la finalización del conflicto, integró los espacios del desactivado TOM, como así también todos los objetivos anexados en el acta N° 1 CEOPECOM, en su punto “e”):

"e) El centro de operaciones conjunto será responsable de coordinar las acciones a desarrollar por el poder militar, naval y aéreo en los espacios terrestres, marítimos y aéreos que corresponde al TOAS, incluyendo además las bases aéreas, navales, aeronavales, instalaciones militares, los puntos de apoyos logísticos y todo otro lugar en el continente que pueda ser motivo de un eventual ataque del enemigo, para derrotar las fuerzas de GRAN BRETAÑA que accionan sobre las islas Malvinas, a fin de coadyuvar el logro del objetivo de la Estrategia Militar."

Estas tropelías a la legislación original han llegado al absurdo que en los primeros reconocimientos y otorgamientos de beneficios solo se le otorgaba a quienes tenían certificado de prisioneros otorgados por la Cruz Roja Internacional, negando incluso a los deudos de Buque General Belgrano, situación luego rectificada.

El hecho de no contar con documentación probatoria de diarios de guerra, incluso certificaciones, para cualquier reclamante del continente, se les hacía imposible también fundar cualquier reclamo jurídico, y solo se reclamaba modificación de las normativas, recién a partir del año 1999 se comenzó a liberar a cuenta gotas libros históricos que permitían demostrar, logrando los de la Armada (Prestación de servicios en el Mar) su inclusión en año 2005, por leyes y decretos ampliatorios que modificaron las normas, en esta inclusión no solo incorporaron a soldados sino también todo su personal de cuadros haciendo extensiva la aplicación de las normas de soldados. De ese modo pasaron muchos años para que los que prestaron servicios fuera de los territorios insulares fueran agregados a las leyes mediante decretos correctivos, en esas modificaciones excluyeron nuevamente al personal en servicio desde el continente.

 

4. ¿A qué unidades militares afecta este conflicto?

Las unidades militares afectadas son variadas, incluye:

Todo el Personal de la Fuerza Aérea Argentina en el las bases aéreas del litoral marítimo que prestaron servicios al conflicto, pero que no sobrevolaran el espacio aéreo por sobre el mar, (este personal se encuentra reconocido por la FAA en status de combatientes, pero no a los  efectos de los beneficios)

Todo el personal de la Armada Argentina en unidades de la misma desde Trelew hasta Tierra del Fuego, en el litoral marítimo.

Todo el personal de Ejército Argentino que fuera desplegado fuera de su asiento de paz, en cumplimiento de operaciones tácticas con puesto de combate para prestar servicios de la defensa, de todos los objetivos militares características 9 y 10 (Bases Aéreas, Plantas de Gas, Plantas y depósitos de Combustible, Depósitos de Municiones, Instalaciones de Comunicaciones, Radares y otras instalaciones del potencial militar nacional necesarios para las operaciones de ataque y defensa). Ese personal, durante el desarrollo del conflicto, fue expresamente reconocida su participación por el estado nacional, al abonarle los montos de la ley N° 22.580 , ley que estipulaba pago por servicios especiales a convocados a prestar servicios a la defensa de la nación. Se encuentran detallados en los diarios de guerra de dichas unidades, y asentado el pago por el mismo.

Dichos servicios deben de ser a la defensa en acciones bélicas para el TOAS, y no están contemplados los servicios para la previsión de un segundo frente (caso Chile) por no considerarse los mismos como participes para el teatro de operaciones del Atlántico Sur

Personal de las fuerzas de seguridad convocados a la defensa de Objetivos militares del Servicio Penitenciario Federal, de la Policía Federal y Provincial, de Gendarmería y Prefectura, en prestación de servicios en igualdad por la ley 22.580 y que se les hubieran liquidado la afectación.

 

5. ¿Desde qué momento empieza la lucha?

La lucha comenzó ni bien acabado el conflicto, de hecho se integraba asociaciones en conjunto con los veteranos de guerra de las Islas, fuimos atendidos en mismos hospitales, tanto de afecciones por pie de trinchera, neumonía, etc., así mismo la atención psiquiátrica también en los mismos hospitales psiquiátricos. Hasta la sanción del decreto 509/88 no existía diferencias entre los combatientes de las islas o del continente, se marchaba por igual y se reclamaba por igual en las mismas instituciones, se padecía y compartía las mismas afecciones de rechazo por la sociedad para dar trabajo, ayuda y demás sobrellevando la situación solo con la comprensión y asistencia familiar, muchos no lo lograron y se suicidaron, siendo el primer suicidado post conflicto un soldado de San Juan que no fue a las Islas, y presto servicios en Rio Gallegos. Luego de la sanción de dicha Ley, por cuestiones presupuestarias y un acuerdo político militar se decide solo atender a los de las islas, y no a los del continente, se dejó de certificar la condición de combatiente a estos últimos, y se escondió cualquier documentación que les sirva a ese efecto. Luego con la sanción de leyes de contención económica, con pensión honorifica, se ajustó aún más los requisito para que sean excluido cualquier PARTICIPANTE en el territorio continental e incluso en el Mar (aunque esto fuera subsanado en el año 2005 para los de la Armada)

A partir del acceso a documentaciones en el año 1999 y luego de la Incorporación de personal de la Armada en año 2005 (más de 7900 personas) se reinician los reclamos con manifestaciones y la respuesta del gobierno fue la creación de sendos proyectos de leyes, pero todos ellos con diferenciación del status de combatientes, que fueron rechazados por las instituciones que nos nucleaban, dado que las leyes internacionales reconocen solo 2 estadios, COMBATIENTES y NO COMBATIENTES……..estos últimos, los civiles no participantes, poseían una condición que no detentábamos durante el conflicto los soldados puestos a órdenes de operaciones tácticas de combate para la defensa de la integridad territorial.

En el año 2009 en forma violenta por grupo de VGMs (Veteranos de Guerra Reconocidos) coartaron la posibilidad del tratamiento en el congreso de una ley reparadora que definía la denominación del estatus de combatiente, comprendiendo a todas las situaciones y que hubiera quizás resuelto la problemática, por lo menos en parte:

Proyecto Ley 864/2009 del Diputado Villaverde.

Artículo 1º – Se denominará veterano de Guerra de Malvinas a todo aquel personal de oficiales y suboficiales en actividad, retiro, baja obligatoria o voluntaria, a ex soldados conscriptos y civiles que participaron en las acciones bélicas desarrolladas en el Teatro de Operaciones Malvinas (TOM) o en el Teatro de Operaciones del Atlántico Sur (TOAS) y en áreas de riesgo específicas de incidencia operativa, entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982.

Durante el proceso de varios proyectos de leyes, muchos integrantes de las unidades militares participantes en el conflicto bélico pudieron hacerse de copias de los diarios de guerra año 1982, y al frenarse por parte de los reconocidos cada intento legislativo, usando incluso la violencia física y agresión verbal constante denostando el derecho, los que lograron documentarse iniciaron reclamaciones administrativas previas a acciones legales en la vía judicial.

En estas prosecuciones judiciales, muchos ya lograron la inclusión, primordialmente personal de Fuerza Aérea y ARMADA, al constar con certificaciones, y también recientemente por fallo de la Corte suprema de Justicia de la Nación en la causa Gerez Carmelo de año 2010 que establecía la condición de combatiente del mismo habiendo participado en la base aeronaval de Rio Grande Tierra del Fuego, ordenando emitir nuevo fallo a juez de 1ra instancia con arreglo a sus preceptos. Sin embargo nuevas apelaciones llevaron esta causa a un nuevo fallo de la Corte Suprema de la Nación de fecha 19/05/2015 a intervenir y declaró el derecho a pensión del suboficial Gerez, y declarar la Inconstitucionalidad del artículo 1° de la Ley 24.892 (extensión de pensiones de la ley 23.848 a Oficiales y suboficiales) considerando que el requisito “geográfico” y el “efectivo combate” de su redacción era Inconstitucional, por vulnerar los principios de igualdad establecidos en el artículo 16 de la Constitución Nacional.

Esta jurisprudencia puso en evidencia las modificaciones mal intencionadas e inconstitucionales que tuvieran las normas a través de los años, haciendo sufrir a verdadero combatiente un calvario de negación, recorriendo caminos de reclamo administrativo y judicial para acceder a su honor y los beneficios correspondientes. Esta Jurisprudencia es aplicable para todos los que igual que Sub Of. Gerez prestara servicios de ACCION para el conflicto Bélico, independientemente del lugar donde lo hiciera, es lo que quedó establecido. Podría el estado si tuviera voluntad política de resolver, volcar esos lineamientos y equiparar a todo el personal en misma análoga situación de ACCION cumplida para el conflicto.

En mismo sentido, la CSJN se expidió en la causa Arfinetti Victor Hugo, el 7 de julio de 2015 en forma negativa puesto que los actores en su gran mayoría eran personal del regimiento 8 en Comodoro Rivadavia que estaban haciendo el servicio militar sin acciones bélicas para el conflicto, y los pocos actores paracaidistas que integraban la causa, y que efectivamente fueran desplegados por el conflicto con acciones, no contaban con documentación probatoria de esas acciones cumplidas, dado que el diario de guerra de la unidad recién a 3 años de iniciada la demanda consiguieran copia, quedando todos ellos bajo esa situación probatoria en igual que los acuartelados mencionados.

A la fecha muchas son las causas judiciales que han quedado con sentencia firme y se ha incorporados a los beneficiarios de los mismos a sus derechos, a saber :

-- Fallo CARMELO GEREZ (ARA) .. resuelto por CSJN.

- Fallo HECTOR HUGO PEDRAZA (ARA) Tucumán resuelto en 2da y Sentencia firme CSJN en Habeas Data.

-- Fallo ROCNAL CORDOBA (FAA) Catamarca resuelto en 1ra.

-- Fallo WALTER FLORES (ARA) San Juan resuelto en 1ra.

-- Fallo BELTRAN HECTOR EDUARDO (ARA) Bahía Blanca resuelto en 2da.

-- Fallo COLQUE ALEJANDRO (FAA) Mar del Plata resuelto en 2da.

-- Fallo TURNEZ LUIS ANGEL y otros resuelto en 2da.

-- Fallo BALDINO LUIS ALBERTO resuelto en 2da.

-- Fallo MOLINA ZANON DANIEL HUGO resuelto en 2da.

-- Fallo ESCOBAR ADOLFO resuelto en 2da.

-- Fallo ALOMAR JOSE Y OTROS resuelto en 2da.

-- Fallo SANDOVAL ANGEL HORACIO resuelto en 2da.

-- Fallo NOCHETTI JUAN CARLOS resuelto en 2da.

-- Fallo LAURIZI JUAN CARLOS y otros resuelto en 2da (Habeas Data).

 

6. ¿Cuál es la posición del ejército sobre este tema?

El Ejército Argentino, es el más reacio a reconocer a SU PERSONAL que ordenó y puso en riesgo de zona de riesgo en el litoral atlántico y en los objetivos militares características 9 y 10 ya mencionados, a todos ellos los desplegó en operaciones tácticas defensivas y durante las mismas los certificaba y nombraba como combatientes……….una de las naturalezas del problema, es que el propio ejército tenía en la zona a personal prestado servicios del servicio militar obligatorio por la ley N° 17.531, en sus asientos de paz, en los cuarteles de distintas ciudades del litoral atlántico, algunas de ellas con misión específica de vigilancia y defensa de la cordillera o eventualidad de un segundo frente con Chile, y estaban ahí con ese propósito, sin participar en ninguna actividad ni siquiera de defensa de objetivos militares anexados al TOAS, acción que lo hacían exclusivamente las unidades anexadas que se desplegaron exclusivamente a ese efecto, conjuntamente con personal de Servicio Penitenciario Federal también desplegado y personal de las Fuerzas de Seguridad.

Al no separar claramente que personal estaba prestando servicios para el teatro de operaciones TOAS y en defensa de objetivos militares en riesgo, que bien podía haberlo hecho en un principio por contar en esos momentos con los registro de pago de la ley 22.580, y por ende tomarse a todo el personal en el continente reconocida su condición de PARTICIPANTE el ase beneficiario de dicha ley, como miembros en mismas condición. La posición tomada fue la de falsear la verdad histórica y documentada, también se ocupó de esconder todas las documentaciones al respecto, alterar los registros, y desconocer certificaciones que el propio ejército otorgaba durante año 1982, incluso negando a los muertos del propio Ejército en el continente que fueran enunciados a la sociedad como muertos en acciones bélicas, que luego los cambiara por accidente o enfermedad, cabe destacar que esos muertos son 17 y son partes de los 649 Héroes reconocidos por la ley N° 24.950

La posición del departamento Malvinas del Ejercito es que solo los que “pisaron las islas” son combatientes…………no contemplando a los que ESTABAN PARTICIPANDO EN EL OPERATIVO BELICO, sino al que geográficamente hubiera pisado las islas……..y a estos no les exige requisito alguno más que la presencia en el lugar (reconociendo incluso a Curas Párrocos como combatientes, una barbaridad legal y despropósito total !!), , aunque más de 8.000 de ese personal se hayan rendido sin disparar ni una sola munición…..aunque claro…esa fue la orden, y estaban a la espera y defensa igual que cualquiera en el continente……y es innegable que estaban PARTICIPANDO, igual a los del continente.

Aunque muchos en el continente corrieran iguales o superiores riesgos operando con munición de guerra de todo calibre, bombas, carga de las mismas en los aviones y depósitos , y también siendo relevo a posiciones en Malvinas aun con el puente aéreo peligrosísimo siendo transportados hasta días antes de la rendición como personal del Regimiento 1 Patricios y Granaderos……que de todos los vuelos algunos lograran cruzar y fueron llevados directamente al frente de combate, con el fallecimiento del soldado patricio clase 63 Claudio Alfredo Bastida durante los mismos y otros heridos de la misma unidad.

Podría decirse que para el ejército su posición ilógica contempla que en un juego de futbol solo son combatientes los jugadores que juegan en las líneas del campo enemigo, y no ninguno en la defensa del propio campo, ni su arquero, menos aún su técnico, o sus asistentes o preparadores…….digamos que el concepto para el ejército solo el que hace el gol, o asistió en la jugada del gol, el resto eran meros jugadores “espectadores” que no se merecen ser tratados como iguales. Una sin razón inexplicable.

No hay antecedentes en el mundo que se haya tipificado con estas diferencias a los combatientes de un mismo ejército.

 

7. ¿Cuál es la situación jurídica, económica y social en la que se encuentran actualmente ustedes? ¿Cómo viven?

Las situaciones son varias y depende de cada reclamante, en las cuestiones jurídicas cada reclamante prosigue en las medidas de sus posibilidades, acceso a información y limitaciones tanto económicas como de formación, dado que pocos son los que realmente pueden entender toda la maraña judicial y legal sobre el tema con la variedad de leyes y textos interpretativos, por lo que realmente quien tramita una causa judicial, se vale de las pruebas y documentaciones personales que pudiera haber guardado o conseguido en el tiempo y confiando en la suerte de caer en manos de un profesional probo que tramite la causa adecuadamente y no en uno coaccionado militante del gobierno de turno.

Respecto de las situaciones económicas y sociales son variadas y disimiles, tanto como las realizaciones personales que cada uno haya podido, de lo que tenemos conocimiento y relevado en la encuesta que hacemos en el portal de combatientes no reconocidos, sabemos que muchos no han completado sus estudios, la mayoría son trabajadores independientes muchos en trabajos informales , y hay diferentes situaciones pero en general la mayoría se ha realizado con el esfuerzo personal en lo que podía , muchos con estudios inconclusos y la gran mayoría con situaciones psicológicas post conflicto de stress post traumático de guerra. El hecho de la negación del reconocimiento por el gobierno, ha contribuido también en gran medida a magnificar todas esas situaciones.

Las familias han acompañado como propias estas luchas, son los primeros en reconocernos, puesto que valoran lo que hemos sido, y padecen nuestras decaídas, ven nuestro sufrimiento, nuestro reclamo y las energías puestas en la esperanza de que el honor negado alguna vez sea restituido, ya sea por la vía judicial o quizás por el entendimiento del estado nacional y su decisión política de hacerlo. Mientras, vivimos lo que somos, como combatientes , reconociéndonos y apoyándonos entre los camaradas, puesto que lo sentimos desde el principio mismo de nuestra acción durante el conflicto, y lo seguiremos sintiendo hasta el final de nuestros días, dado que así lo sentimos, así lo vivimos.

Lamentablemente muchos camaradas fallecen sin su merecido reconocimiento, la reclamación y lucha de los derechos de combatientes prosiguen en sus deudos.

 

8. ¿Qué opina la ciudadanía respecto a sus reivindicaciones? ¿Se sienten arropados por ella?

Muchos comprenden nuestro reclamo, más aún los pobladores de las provincias de la Patagonia pues vivieron la realidad bélica de cerca, y fueron testigos del frenesí de las actividades de la defensa de los objetivos.

Nuestros familiares y amigos, al conocer de cerca nuestro reclamo apoyan y consideran justo el mismo.

De los combatientes en las islas, muchos de ellos nos apoyan, como nuestros Héroes de Guerra soldado VGM Ismael Poltronieri, el Cabo 1° VGM Roberto Baruzzo, Soldado VGM Pedro Pereyra (Pte Asociación TOM-TOAS de Corrientes), Soldado VGM Domingo Novaro RGC, Soldado VGM Argentino Acuña para mencionar algunos entre tantos en todo el país, no solo comprenden sino que nos sienten sus iguales, apoyan nuestra inclusión y muchos de ellos en toda tribuna así lo expresan……., combatientes en las primeras líneas frente al enemigo, con heridas e historias de grandes proezas que tienen una mirada de comprensión, de igualdad, de sabernos partes de mismo conflicto cada uno en su puesto de combate asignado.

Podemos afirmar y aseverar que solo una minoría sostiene y niega nuestra participación, e incluso que lo hacen basados en intereses económicos de manejos turbios en las instituciones que los nuclean.

Ellos muchas veces no comprenden a tantos VGMs que con una posición mezquina, olvidada de toda la verdad de los hechos solo sostienen con mucho hostigamiento su posición excluyente. Reniegan hasta de los fallos judiciales que van dejando luz sobre la condición, sobre el verdadero derecho……incluso atacan y se manifiestan en la CSJN en ese sentido, con la impunidad de sentirse dueños de la verdad, sin mirar el conflicto, como CONFLICTO BELICO DEL ATLANTICO SUR……..y minimizándolo como “Guerra de Malvinas”……..llegando incluso a usar la posición británica y su “zona de exclusión” en un verdadero mamarracho jurídico en ley de ciudadanos ilustres de la provincia de Bs As, sin contemplar siquiera la entrega jurídica de sostener como válida la exclusión de una zona que comprende NUESTRO TERRITORIO, como parte toda de nuestra Argentina…………….en fin…….sentimos muchas veces que a muchos VGMs reconocidos se les ha dado la impunidad de ser jueces y partes, verdugos y ejecutores de lo que ellos consideran, dueños de la verdad …….aunque la misma no sea la verdad histórica.

 

9. ¿Qué dice al respecto la Comunidad Internacional?

Hemos recibido el Apoyo de la ARAC de Francia, la más antigua asociación de combatientes, quienes se expresaran en apoyo a nuestro reclamo y gestionaran ante presidencia de la nación para que el estado nacional rectifique esta injusta y larga situación que padecemos los combatientes no reconocidos por el ejecutivo, y si por las leyes vigentes, pero que nos niegan la certificación correspondiente.

Este apoyo fue expresado en asamblea ordinaria por la institución y mediante gestiones del campamento TOAS que se encuentra desde hace 7 años y medio en la plaza de Mayo de la ciudad de Bs. As.

 

10. ¿Hubo consecuencias de algún tipo para los soldados tras la pérdida de la guerra?

Si claro, todos nosotros llevamos una pesada mochila en nuestra vida……..no solo por el abandono estatal, sino también porque nos ocultaron, nos abandonaron a nuestra suerte, con nuestras mentes alteradas , en algo desconocido, jamás esperado y sin que nadie pueda asistirnos……….mediaba más de un siglo al conflicto anterior, nadie estaba preparado para atender a los combatientes, y nosotros tampoco estábamos preparados para ser ex combatientes………….solo sabíamos que dejamos de ser lo que éramos antes del 2 de abril de 1982 y que el camino a recorrer nunca lo pensaríamos tan abandonados ………habiendo sido héroes durante el conflicto para la sociedad………., muchos…demasiados… no lo superaron y se quitaron la vida, otros encontraron en esta lucha de reivindicación de derechos la contención , la hermandad , pero nada fue ya lo mismo. De jóvenes inocentes pasamos a ser jóvenes culpables de la derrota y para algunos hasta cómplices de la locura de un alcohólico que nos puso en esa contienda, blandiendo el poder del estado al que no teníamos opción de negarnos, salvo claro si tomáramos la que nos encarcelen o desaparezcan como a tantos durante la dictadura.

 

11. ¿Es verdad que la derrota de las Malvinas tuvo entre sus efectos el final del gobierno militar y el regreso de la democracia?

Sí, la derrota de la batalla sin dudas tuvo efecto en propiciar el abandono del gobierno militar de sus pretensiones de perpetuarse en el poder……..de haber existido un resultado distinto quizás hubieran continuado unos cuantos años más…..aunque ya su poder estaba en plena decadencia y había perdido el apoyo de la mayoría de la ciudadanía, misma que salió a vitorear las acciones por la recuperación de las Islas, al poco de la derrota salió a reclamar también el llamado a elecciones.

En el medio……los soldados de apenas 18 y 19 años…..fuimos negados sin pensar que el no cumplir las órdenes impuestas por los militares en el poder nos aplicaban el código de justicia militar, con penas agravadas por legislación durante el conflicto.